ACERCA DE LA CLÁUSULA COMO MENSAJE

 

Rosana Ugarteche. Instituto de Formación Docente Continua. Villa Mercedes.

Rosa Concari. Instituto de Formación Docente Continual. Villa Mercedes.

Resumen

Este artículo es un reporte sobre la traducción y adaptación al español del capítulo 3: “La cláusula como mensaje” en Introducción a la Gramática Funcional (Halliday, 2004). Revisado por Christian Matthiessen. En primer lugar, en la introducción, nos referimos a la necesidad de contar con la traducción de este libro de Halliday para un estudio más exhaustivo de su teoría teniendo en cuenta el carácter heterogéneo del equipo docente que recurre a esta bibliografía para sus clases e investigaciones. En segundo lugar, seleccionamos para este artículo (considerando las características específicas de este género) los núcleos temáticos esenciales para la comprensión del capítulo: Tema y Rema; Dado y Nuevo; y la relación entre los sistemas de Tema y de Información. Somos conscientes de que en esta selección dejamos de lado conceptos y ejemplos muy valiosos que no es posible incluir en esta publicación por razones de espacio (recordemos que el capítulo original consta de 50 páginas).

 

Palabras claves:

cláusula -tema – rema – dado – nuevo.-texto.

 

Introducción

Con respecto a la traducción – adaptación del inglés al español que aquí presentamos, es importante mencionar que la misma comenzó a gestarse hace algunos años, cuando un grupo de profesoras del Instituto de Formación Docente Continua, Villa Mercedes (IFDC-VM) decidimos conformar un equipo con el objetivo de estudiar específicamente la lingüística sistémico-funcional (LSF ). Nos reuníamos semanalmente para leer y discutir acerca de algunos de los textos fundacionales de la LSF , los cuales están escritos en inglés. En un principio, nuestro primer objetivo era estudiar todos aquellos temas que fueran realmente interesantes y relevantes para los espacios curriculares a nuestro cargo en el IFDC-VM, principalmente Lengua Extranjera (inglés), Elaboración de textos, Lingüística y Gramática del texto.

Sin embargo, el equipo comenzó a enfrentar una serie de obstáculos que interferían con los objetivos iniciales. En primer lugar, el hecho de que casi toda la bibliografía está escrita en inglés hizo necesario que buscáramos algunas traducciones de los textos al español ya que no todos los miembros del equipo poseían competencias lectoras en la lengua inglesa. Pero descubrimos que ninguno de los textos elegidos estaba traducido al español. Por lo tanto, nos vimos obligadas a dedicarnos a la fascinante pero difícil tarea de la traducción de los mismos para poder estudiarlos. Pronto esos textos se redujeron a uno solo, al que consideramos más que suficiente para el logro de nuestros objetivos: Introducción a la Gramática Funcional, 3º edición. (Halliday, 2004).

La lectura y el estudio de las primeras traducciones “domésticas” fueron tareas motivadoras pero no suficientes para profesoras que deseaban llevar este modelo teórico al ámbito de sus clases. Muy pronto, entonces, tuvimos que enfrentar el segundo obstáculo, la tarea de adaptar al español una Gramática cuyo objeto de estudio es precisamente la lengua inglesa. De esta manera, descubrimos que nuestro principal objetivo y nuestra principal actividad eran nuevos, diferentes aunque no tan alejados de los originales. Nos encontramos, así, traduciendo y adaptando al español no sólo la teoría propuesta por Halliday sino también, y con mucha más urgencia, todos los diferentes y variados ejemplos presentes en la obra maestra del autor.

Actualmente nuestros objetivos son: contribuir con la carrera de profesorado en Lengua y Literatura y con la enseñanza de inglés como lengua extranjera; y diseminar la traducción – adaptación del capítulo 3 del libro arriba citado entre los miembros de la comunidad de habla española que estudian la LSF , especialmente entre nuestros colegas y alumnos. El presente artículo es una acotada contribución que pretende ser consecuente con los objetivos señalados.

 

La Cláusula como mensaje

Tema y Rema

Se puede dar por sentado que en todas las lenguas, la cláusula tiene carácter de mensaje, es decir, cuenta con una forma de organización en la que encaja, y contribuye con el flujo del discurso. Sin embargo, existen diferentes formas para lograr esto. En inglés, como en muchas otras lenguas, la cláusula se organiza como mensaje por contar con un status especial asignado a una parte de la misma. Un elemento de la cláusula se enuncia como tema; éste luego se combina con el resto, de manera tal que las dos partes constituyen conjuntamente el mensaje.

En inglés y en español, el tema se indica por su posición en la cláusula. Al hablar o escribir en estas lenguas, se indica la condición o rol temático de un ítem, colocándolo al principio. No es necesaria otra indicación, aún cuando al hablar en inglés o en español, el tema puede resaltarse también por medio de un modelo de entonación.

Siguiendo la terminología de los lingüistas de la escuela de Praga, utilizaremos el término Tema, como nombre para esta función. El Tema es el elemento que sirve como punto de partida para el mensaje; es el que ubica y orienta a la cláusula dentro de su contexto. El resto del mensaje, la parte en la que se desarrolla el Tema, es llamado Rema, según la terminología de la escuela de Praga.

Como estructura del mensaje, entonces, una cláusula está conformada por un Tema, acompañado de un Rema; y la estructura queda expresada por el orden – lo que se elige como Tema, se ubica primero.

En el siguiente ejemplo, que es la primera oración de la Introducción al Diccionario Tesoro de Roget, el Tema es “el presente Trabajo”:

 

El presente Trabajo intenta suplir, en la lengua inglesa, un deseo hasta aquí no alcanzado en ninguna lengua;…

Aquí hay un pasaje corto de una guía, que ilustra cómo la elección del Tema funciona para organizar y llevar adelante el discurso. El límite entre Tema y Rema se muestra con el signo +.

 

Goa Gajah + es la “cueva elefante” en la ruta a Gianyar, una de las áreas del templo Hindú-Budista…

La atmósfera externa + es pacífica,…

Mientras que adentro de la cueva + está sorprendentemente húmedo y seco. [sic]

Más allá del complejo principal + hay un hermoso arroyo que pasa por debajo de un puente de madera,

y más allá + hay escalones de piedra en declive que conducen a otro complejo…

Para esta popular atracción turística, + hay que vestirse apropiadamente;…

 

(Holly Smith et al., Indonesia . Travbugs Travel Guides. Singapore and London: Sun Tree Publishing Ltd., 1993. p.317.)

 

Contrastemos este texto con uno geológico:

 

El cuarzo + es sílice microscópicamente refinado (SiO2)

Esto + es equivalente a la calcedonia,…

El cuarzo + se origina de diferentes maneras.

Algunos + pueden precipitar directamente del agua de mar…

La mayoría + proviene de la acumulación de las conchas de sílice de los organismos.

Estos residuos de sílice + provienen de diatomeas, radiolario y espículas de esponjas,…

 

(Robert J. Foster, Physical Geology. Columbus, OH: Merrill, 1971.p.87.)

Como puede verse a partir de estos ejemplos, el Tema siempre coincide con el inicio de la cláusula. Es lo que presenta la escena de la cláusula misma y la posiciona en relación al desarrollo del texto. En el primer texto se guía al lector y se lo invita a observar y apreciar; en el segundo texto, se lo guía firmemente hacia el tópico que se describe. Esto sugiere que el hablante/escritor está seleccionando el Tema deseado, ya que puede haber variación en lo que se elige como elemento temático en la cláusula.

A modo de guía general, el Tema de una cláusula es el primer grupo o frase que tiene alguna función en la estructura experiencial de la cláusula. El tipo de Tema más común es un participante, realizado en un grupo nominal. Tales Temas algunas veces son anunciados explícitamente por medio de algunas expresiones tales como en cuanto a…, con respecto a…, acerca de…; las cuales tienen el objetivo de focalizar el Tema. Por ejemplo:

En cuanto al Papa Juan Pablo II, + es conocido por ser un buen deportista.

 

Comparemos:

En cuanto a la tetera, + a mi tía se la dio el duque.

 

Típicamente, el Tema está tomado por un pronombre en su lugar natural en la cláusula. Tal “toma” puede ocurrir aún si el Tema no está explícitamente anunciado por un marcador temático (como ocurre en el discurso oral, donde se usa la entonación), como en:

Aquella tetera – a mi tía se la dio el duque.

Oh, mi pequeño dedo, míralo.

Un hombre que tiene éxito como granjero, que tiene éxito como sostén de su familia – estas cosas son altamente reconocidas.

 

Algunas veces el Tema no está tomado de esta forma y se deja que el lector infiera la relación:

Pero las corporaciones, tienes que estar seguro de que conoces lo que estás haciendo, ya que de otra manera, estás fuera del negocio.

 

Este mecanismo permite que el hablante o escritor seleccione un Tema sin cambiar la estructura de la cláusula.

 

Tema marcado y no marcado

La construcción del Tema en el Sujeto se denomina “tema no marcado” de una cláusula declarativa. El Sujeto es el elemento que se elige como Tema, salvo que exista una buena razón para elegir otra cosa. En el discurso cotidiano, el ítem que funciona con más frecuencia como Tema no marcado (Sujeto/Tema) en una cláusula declarativa es el pronombre en primera persona “Yo”. Esto es válido para el inglés pero no para el español, ya que el pronombre “yo” no es común en la conversación diaria, en cláusulas declarativas. Sí es común encontrar el proceso como Tema no marcado, en cuyo caso el sujeto está tácito como en “pienso” .

Cuando el Tema no coincide con el Sujeto, en una cláusula declarativa, lo denominaremos “Tema marcado”. La forma más frecuente de un Tema marcado es un grupo adverbial, por ejemplo hoy, de repente, algo distraídamente; o bien una frase preposicional, por ejemplo de noche, en la esquina, sin mucha esperanza, que funciona como Adjunto en la cláusula. Es poco común encontrar un Complemento como Tema, es decir, un grupo nominal que no funciona como Sujeto - algo que podría haber sido un Sujeto pero no lo es, como en a ti te culpo por eso, eso quise decir .

El tipo de Tema ‘'más marcado'' en una cláusula declarativa es un Complemento. Por ejemplo, a esta responsabilidad en a esta responsabilidad la aceptamos por completo . Éste es un elemento nominal, que al ser nominal, tiene la potencialidad de convertirse en Sujeto; que no ha sido seleccionado como Sujeto; y que sin embargo se ha convertido en temático. Como podría haber sido Sujeto, y de ese modo un Tema no marcado , debe haber una muy buena razón para convertirlo en un Complemento temático- se lo ubica explícitamente en la parte frontal como Tema de la cláusula. Veamos un ejemplo, tomado del Prefacio de Bally y Sechehaye al Curso de Linguística General de Saussure (Traducción al inglés de Wade Baskin):

 

Somos conscientes de nuestra responsabilidad con nuestros críticos. Somos conscientes también de nuestra responsabilidad con el autor, quien probablemente no habría autorizado la publicación de estas páginas. A esta responsabilidad la aceptamos completamente y la sostendríamos voluntariamente.

 

Aquí el Tema a esta responsabilidad está fuertemente resaltado; resume todo el tema del prólogo – la responsabilidad especial asumida por los especialistas que reconstruyen desde las conferencias de otros el trabajo de un eminente colega para ser publicado después de su muerte – y lo enuncia como su punto de partida, como lo que va a ser abordado.

En forma similar:

 

En el peor escenario, si la mayoría de las lecciones del profesor son “pobres”, se le pedirá a él o ella que firme una hoja explicando las circunstancias. A esto lo deberían rechazar hasta que haya consejo de unión, y también todas las circunstancias – toda la desmoralizante historia de las clases superpobladas, o enseñar sin libros, el entrenamiento inadecuado o la falta de apoyo en las necesidades especiales – deberían ser grabadas.

 

Algunas veces el Complemento que se encuentra en una frase preposicional funciona como Tema, particularmente en las combinaciones idiomáticas de preposición y verbo, por ejemplo: sin eso , en sin eso puedo vivir; sobre dos cosas, en sobre dos cosas necesito hablar . Quizás el tipo de Complemento o Tema que se destaca, sin embargo, es un pronombre, así como a mí en a mí me acusan por eso.

Hay una subcategoría de cláusula declarativa que tiene una estructura temática especial, especialmente la exclamativa. Éstas típicamente tienen un elemento exclamativo como Tema, como en:

 

¡Cuán alegremente + parece sonreír!

¡Qué preguntas tremendamente fáciles + haces!

 

Las cláusulas interrogativas (por sí o por no e informativas), encierran el principio temático en su composición estructural. Es característico de una cláusula interrogativa en inglés que haya un elemento particular que se posicione en primer lugar y la razón para ello es que ese elemento, debido a la propia naturaleza de una pregunta, tiene el status de Tema. El hablante no elige poner este elemento en primer lugar; su posicionamiento en primer lugar es el patrón normal que sigue una pregunta. Esto se ha convertido en parte del sistema de la lengua, y su explicación reside en el significado temático que va unido a la primera posición en la cláusula. Las interrogativas expresan preguntas; el tema natural de una pregunta es “Quiero que se me diga algo''; la respuesta esperada será un dato informativo o bien una indicación de polaridad. Por lo tanto la realización del modo interrogativo incluye la selección de un elemento que indica la clase de respuesta que se pide, y su posicionamiento al comienzo de la cláusula. En una interrogativa informativa, el Tema lo constituye solamente la palabra interrogativa : es decir, el grupo o la frase en que esta palabra interrogativa aparece. Ejemplos:

 

¿Quién + quiere un vaso de vino?

¿De dónde + lo sacaste?

¿Por qué + se opuso a la propuesta?

Por lo tanto en los dos tipos de cláusula interrogativa la elección del patrón temático típico “no marcado” es evidente ya que contiene el mensaje básico de la cláusula. De esta manera, hay una fuerte tendencia por parte del hablante a elegir la forma no marcada y no a omitirla introduciendo un Tema marcado. No obstante ello, los Temas marcados algunas veces aparecen en las interrogativas, como se ilustra en los siguientes ejemplos:

 

¿Hay + alguien + en casa?

¿Están + ellos + todavía juntos?

¿Podrías + vos + comerte un paquete entero de galletitas?

 

En este último caso, la presencia del Tema 2 no es necesaria en el español hablado en Argentina. Si se incluye, es Tema marcado.

La unidad de información: Dado más Nuevo

Aunque la gramática finaliza en la oración, la semántica no: la unidad semántica básica es el texto que puede ser tan largo como una novela, una épica o un tratado. Por lo tanto la gramática suministra otros recursos “no estructurales” para manejar el flujo del discurso: para crear vínculos semánticos a través de las oraciones –o mejor, vínculos semánticos que funcionen igualmente bien dentro o a través de las oraciones. A estas últimas se las conoce con el nombre de “cohesión”.

Debajo del complejo clausal, la gramática maneja el flujo del discurso por medios estructurales; y aquí hay dos sistemas relacionados en funcionamiento. Uno es un sistema de la cláusula, es decir, el Tema. El sistema de TEMA construye la cláusula en vista a un mensaje, conformado por Tema más Rema. El otro es el sistema de Información. Este no es un sistema de la cláusula sino una unidad gramatical separada, “la unidad de información” (cf. Halliday, 1967, 1967/8). La unidad de información es una unidad paralela a la cláusula y a las otras unidades que pertenecen a la misma escala de rango que la cláusula (grupo/ frase, palabra, morfema).

Debido a que es paralela a la cláusula (y a las unidades que forman parte de la cláusula), es variable en extensión en relación a la cláusula y puede extenderse más allá de una cláusula o puede ser menor que ésta; pero en el caso no marcado es co-extensiva con la cláusula.

Una unidad de información no se corresponde exactamente con otra unidad en la gramática. La unidad gramatical más cercana es, en realidad, la cláusula. Y podemos considerarla como la condición no marcada o por defecto: siendo todos los otros elementos iguales, una unidad de información será co-extensiva con una cláusula. Pero los otros elementos a menudo no son iguales; por lo tanto, una cláusula simple puede estar incluida en dos o más unidades de información; o una unidad de información en dos o más cláusulas. Además los límites pueden superponerse, con una unidad de información cubriendo, digamos, una cláusula y la mitad de la siguiente. Por lo tanto, la unidad de información tiene que ser establecida como un constituyente por derecho propio. Al mismo tiempo, su relación con los constituyentes clausales no es arbitraria, y las instancias de límites superpuestos son claramente “marcadas”; entonces las dos estructuras constituyentes, la clausal y la informacional, están estrechamente interconectadas.

La unidad de información es lo que su nombre implica: una unidad de información. Información, en este sentido gramatical técnico es la tensión entre lo que ya se conoce o es predecible y lo que es nuevo o impredecible. Esto es diferente desde el concepto matemático de la información, es la medida de la impredecibilidad. Es el interjuego de lo nuevo y lo no nuevo que genera información en el sentido lingüístico. Así la unidad de información es una estructura compuesta por dos funciones, lo Nuevo y lo Dado.

En la forma idealizada cada unidad de información consta de un elemento Dado acompañado por un elemento Nuevo. Pero hay dos condiciones de partida de este principio. Una es que el discurso tiene que comenzar en algún lugar, entonces existen unidades iniciadoras del discurso que consisten en un elemento Nuevo solamente. El otro es que por su naturaleza lo Dado es posible que sea “fórico” –se refiere a algo ya presente en el contexto verbal o no verbal; y una manera de lograr foricidad es a través de la elipsis, una forma gramatical en la cual ciertas características no se realizan en la estructura. Estructuralmente diremos que la unidad de información consiste en un elemento Nuevo obligatorio más un elemento Dado opcional.

Dado + Nuevo y Tema + Rema

Hay una estrecha relación semántica entre el sistema de Información y el sistema de Tema – entre la estructura de información y la estructura temática. Esto se refleja en la relación no marcada entre las dos estructuras. Pero aunque están relacionados, lo Dado + lo Nuevo y el Tema + el Rema no son la misma cosa. El Tema es lo que yo, el hablante, elijo como mi punto de partida. Lo Dado es lo que tú, el oyente, ya conoces o te es accesible. El Tema + el Rema está orientado hacia el hablante, mientras que lo Dado + lo Nuevo está orientado hacia el oyente.

Pero ambos, por supuesto, son seleccionados por el hablante. Es el hablante el que asigna ambas estructuras, dándole una textura compuesta al discurso y, por lo tanto, relacionándolo con su entorno. En cualquier punto del proceso del discurso un rico entorno verbal o no verbal se habrá construido para cualquier cosa que siga; las elecciones del hablante se producen como respuesta a lo que se ha dicho y a lo que ha sucedido antes. El entorno, a menudo, creará condiciones locales que estarán por encima del diseño globalmente no marcado del Tema dentro de lo Dado, de lo Nuevo dentro del Rema.

Dentro de cualquier escenario, o conjunto de condiciones contextuales, el hablante puede explotar el potencial que define la situación, usando la estructura temática y de información para producir una impresionante variedad de efectos retóricos. Podemos decir que él puede jugar con el sistema. Un tipo de juego lingüístico muy frecuente es el uso de estos dos sistemas para lograr complejas maniobras para derribar al otro haciéndolo sentir culpable. Ya que estas estrategias tienen usualmente una larga historia de interacción detrás de ellas, es difícil ejemplificar en un pequeño espacio pero aquí hay una breve conversación escuchada en un tren:

 

¿Estás volviendo a la circulación?

-Yo no sabía que estaba afuera.

-Yo no te he visto por años.

 

 

 

 

Aquí está el análisis en términos temáticos e informacionales.

 

Estás

Volviendo

a la circulación

Tópico

 

Rema

Tema

 

Nuevo Dado

 

El primer hablante inicia el diálogo:

•  Tema: estás ( yo quiero saber algo de ti; dime algo de ti mismo, ¿sí o no?”);

•  a la circulación es tratado como lo Dado, (“esa es la norma”);

•  y lo Nuevo está constituido por el contrastivo volviendo ( “pero tú has estado afuera”);

•  más lo fresco estás volviendo (“ por lo tanto necesito una explicación”)

 

Yo

no

sabía

que estaba

afuera

Tema

Rema

Tema

Rema

Dado----------------------------------------------------------------- Nuevo

 

“En mi opinión + yo no estaba afuera”

 

El segundo hablante reconoce el ataque y se defiende con fina ironía:

•  Tema (“desde mi punto de vista”), con yo no sabía como metáfora interpersonal para decir “según yo estimo” más el negativo;

•  información: lo Nuevo = el contrastivo afuera (contrasta con volviendo ) que se extiende al resto de la cláusula (“como yo lo veo, yo no estaba afuera, por lo tanto, tú estás equivocado”)

 

Yo

no

te

he visto

por años

Tema

Rema

 

 

 

--------------------------------------------------------------------- Nuevo

Dado

 

El primer hablante regresa al ataque de un modo que un escritor de ficción denominaría “acusadoramente”:

•  Tema yo (“defiendo mi perspectiva, la única que cuenta)”;

•  información: lo Nuevo = al contrastivo he visto y por la tanto el elemento clausal no he visto (“entonces tú estabas fuera de circulación”);

•  por años es tratado como lo Dado refiriéndose a en circulación que implica una regularidad por un largo período.

 

El mensaje completo es: “tú no estabas donde yo estaba, para tenerte en cuenta; entonces es tu falta”. No es difícil hacer un sketch de los dos hablantes en base a este pequeño fragmento de diálogo.

Es un ejercicio muy útil tomar un pasaje de un diálogo y variar la textura del Tema + el Rema y de lo Dado + lo Nuevo, notando el efecto. Uno ve muy claramente como este juego de la estructura temática y de información lleva el nudo retórico de la cláusula.

 

Interpretación temática de un texto

El siguiente extracto ilustra las elecciones de tema en un texto biográfico. El análisis se presenta en forma tabular para leer y detectar más fácilmente los patrones en el texto. El análisis estructural está marcado por varias convenciones tipográficas (aclaradas al final del cuadro); el análisis sistémico está a la derecha del texto.

 

 

Tema textual

Tema Interpersonal

Selección de Tema

Aparte de la necesidad de crear su propia identidad - habiendo estado bien y verdaderamente entrenado y educado y, realmente, usado por su padre por tanto tiempo, emocional y prácticamente – sintió Roberto

 

-

 

-

 

 

Marcado

que a los veinte la última cosa (que él quería hacer) era (unirse a una firma familiar de Newcastle, en cualquier posición importante).

 

+

 

-

 

Marcado

Él debe haber sentido

-

-

no marcado

que estaba siendo dejado de lado.

+

-

no marcado

Esto fue así, por siempre, un trabajo de vida.

-

-

no marcado

Y él debería estar agradecido por (lo que su padre y los amigos de su padre estaban haciendo por él).

 

+

 

-

 

no marcado

( lo que su padre y los amigos de su padre estaban haciendo por él).

 

+

 

-

no marcado

 

 

 

 

Debido a su integridad y sus altos principios , Roberto engañó a su padre y a sus socios.

 

-

 

-

 

Marcado

Él eventualmente consiguió permiso, aunque otorgado de mala gana, de su padre y socios para obtener licencia para ausentarse de los talleres automovilísticos de Newcastle,

 

-

 

-

 

no marcado

(aunque de mala gana otorgado)

-

-

no marcado

Diciéndoles

-

-

no marcado

que él había diseñado un contrato sólo por un año.

+

-

no marcado

Fue sólo después de su partida que ellos descubrieron

 

 

marcado y predicado

que en realidad él había firmado por tres años.

+

-

no marcado

Fue sin dudas miedo (a que nunca se fuera más que al engaño) lo que hizo que él los engañara.

 

-

 

+

no marcado

y predicado

Un leve sentimiento de temor a su padre, mezclado con admiración temerosa, aparece en muchas de sus cartas.

 

-

 

-

no marcado

Jorge finalmente se dio cuenta

-

-

no marcado

de que su hijo quería irse

+

-

no marcado

y desplegar sus alas en un nuevo país

+

-

no marcado

y no había nada más (que él pudiera hacer), ningún otro aliciente (que él pudiera ofrecer).

 

+

 

-

no marcado

Como era sólo por un año,

+

-

no marcado

entonces él pensó,

+

-

no marcado

que él debería hacer lo mejor que pudiera,

-

-

no marcado

aunque no podría haber sucedido en peor momento,

 

+

 

-

 

no marcado

con las líneas de Darlington y Liverpool ahora sin trabajo

 

+

 

-

 

no marcado

y aunque él personalmente había sido herido y apenado por la decisión de su hijo.

 

+

 

-

 

no marcado

 

 

 

 

En una carta (escrita a Longridge) el 7 de junio, once días antes de la partida de Roberto, Jorge sonó miserable, más aún amargo, (aunque tratando de ocultarlo,) ante la perspectiva (de viajar a Liverpool para el momento de la partida de Roberto)

 

 

-

 

 

-

 

 

Marcado

“ Yo estoy un poquito más contento esta noche

-

-

no marcado

Ya que he llegado a la conclusión

+

-

no marcado

de que no hay otra cosa más para mí en este mundo que el trabajo duro

 

+

 

-

 

no marcado

por lo tanto es mejor que esté contento.”

+

-

no marcado

 

 

 

 

Después que él llegó a Liverpool

+

-

no marcado

y se encontró con Roberto

-

-

no marcado

para darle la despedida,

-

-

no marcado

Jorge le escribió a Longridge, esta vez el 15 de Junio

-

-

no marcado

Diciendo

-

-

no marcado

qué placer había sido (ver a Roberto de nuevo).

-

+

no marcado

Él describe las elegantes cenas (a las que él y Roberto han ido juntos)

-

-

no marcado

 

 

 

 

De Hunter Davies, George Stephenson : la importante vida del fundador del ferrocarril. Feltham, Middix: Hamlyn Paperbacks. 1980, pp. 112-13.

 

Convenciones notacionales: subrayado = Tema; letra simple = Tema tópico; letra

negrita = Tema interpersonal; letra cursiva = Tema textual; negrita sin subrayado =Tema

 

 

Texto comentado

La organización temática de las cláusulas en texto analizado en la tabla de arriba (y complejos clausales, donde sea relevante) es el factor más significativo en el desarrollo del texto. En este pequeño extracto, hay cinco párrafos, los primeros dos con Roberto como Tema dominante y los tres restantes con Jorge como Tema dominante. Pero mientras en el último es Jorge mismo, sus pensamientos y acciones, los que forman los Temas del párrafo, en los primeros dos es la caracterización de Roberto que hace el autor – sus necesidades y sus principios; y éstos siguen siendo temáticos a lo largo del párrafo. (Nótese que el único Tema interpersonal, aparte del interrogativo qué placer, es el sin dudas que califican el temor de Roberto a ser reprimido.) Jorge es el Tema del libro, no Roberto. (Jorge es también el Tema de la cláusula con la que comienza el libro: Jorge Stephenson nació en el pueblo de Wylam, a unas nueve millas al oeste de Newcastle – on-Tyne, el 9 de junio de 1781.)

Párrafo por párrafo, el desarrollo se presenta de la siguiente manera (entre corchetes [ ]Halliday ha introducido comentarios para guiar el análisis de estos cincopárrafos):

•  (aparte de) la necesidad de auto-identidad de Roberto… [él sintió] (que) a los 20 … esto [sus perspectivas]

•  (a pesar de) la integridad y los altos principios de Roberto … (después de ) su partida … [descubrió] (que) él … (sin dudas) su temor a la represión … el temor a su padre

•  Jorge … [se dio cuenta] (de que) su hijo … (ya que) era [la partida de su hijo] … (entonces) él … (aunque) no … (aunque) él

•  La carta de Jorge … yo [Jorge] … (ya que) yo … (por lo tanto) yo

•  (después de que) Jorge se encontrara con Roberto para su partida … qué placer … él [Jorge]

 

Primero aparecen las necesidades y las perspectivas contrastantes de Roberto; sus principios y, detrás de su partida, sus temores, incluyendo el temor a su padre Jorge; luego Jorge, en relación con la partida de su hijo; la carta de Jorge, y Jorge mismo; finalmente, el encuentro de Jorge con Roberto, y su placer al hacerlo. Esta es la línea temática, desde la cual sabemos hacia dónde se dirige el texto.

El Tema provee el entorno para el resto del mensaje, el Rema. En los Remas de las distintas cláusulas se expresan, primero, la explicación del malestar de Roberto, seguida en el segundo párrafo por los detalles de sus acciones; entonces la triste resignación de Jorge, sus intentos de una aceptación alegre, y finalmente sus actividades en la compañía de Roberto.

En la estructura Tema-Rema, el Tema es el elemento más prominente. Este ejemplo muestra cómo, analizando la estructura temática de un texto cláusula por cláusula, podemos tener una visión de su estructura y entender cómo el escritor nos deja clara la naturaleza de sus intereses subyacentes.

 

Conclusión

La lengua tiene una función textual. La usamos para organizar nuestros significados experienciales e interpersonales en un todo lineal y coherente. Por lo tanto, nos permite codificar los significados del desarrollo de un texto.

Para organizar un texto coherentemente, el productor necesita mantener a su receptor bien informado acerca de dónde está y hacia dónde va. Existen recursos gramaticales para señalar el camino a través de cláusulas y complejos clausales desde el comienzo hasta el final de un texto. La primera señal debe estar al comienzo del texto, párrafo o cláusula: ésta le dice al lector u oyente lo que el escritor o hablante tiene en mente como punto de partida. Estas señales realizan nuestros significados textuales.

Para analizar y discutir los significados textuales necesitamos una metalengua simple y distinta: al primer elemento lo llamamos “Tema” y al resto de la cláusula lo llamamos “Rema”, esto es así en el sistema de Tema. En el sistema de Información, la denominación es “Dado” y “Nuevo” según se refiera a lo ya conocido o a lo absolutamente nuevo en el discurso.

Esperamos que este artículo constituya un aporte a quienes están interesados en los estudios de la cláusula como mensaje y no cuentan con el recurso del bilingüismo.

 

Referencia bibliográfica

Halliday, M.A.K. (2004). An Introduction to Funtional Grammar. Revised by Christian M I. M. Matthiessen. London: Arnold.